Avanzando a la eficiencia energética: Iluminación LED

La tendencia actual en el uso de iluminación se inclina hacia la tecnología LED. Y no es para menos, pues cada vez es más importante recurrir a herramientas respetuosas con el medio ambiente y menos contaminantes. En este sentido, utilizar tecnologías eficientes que permitan ahorrar energía es fundamental.

Conseguir entornos eficientes energéticamente es cada vez más sencillo gracias, en parte, a que la iluminación LED permite ahorrar energía. Además, proporcionan otras ventajas como una mejor visibilidad de los espacios y un efecto visual de mayor amplitud.

Ventajas de la iluminación LED

Hacer una pequeña inversión en la adquisición de bombillas LED es el primer paso para lograr un hogar eficiente. Algunas de las ventajas de optar por este tipo de iluminación son:

Durabilidad

Las bombillas LED tienen una durabilidad de unas 50 mil a 100 mil horas, lo que equivale a 20 años aproximadamente. Esto representa un ahorro a largo plazo, teniendo en cuenta que el ciclo de vida de las bombillas tradicionales es mucho más corto.

Ahorro energético

El consumo de energía de estas bombillas equivale a un 80% menos de la que utilizan las lámparas incandescentes. Por tanto, representan una reducción en el pago de la factura mensual por el uso de la electricidad.

Variedad

Hoy en día encontramos en el mercado un amplio catálogo de opciones de lámparas que trabajan con tecnología LED, por lo que se puede adquirir un tipo de iluminación determinada para cada espacio.

Para proporcionar más ambiente a cada estancia existen lámparas LED pueden producir una iluminación más fría o cálida, según prefiera el usuario. Incluso existen aplicaciones móviles por medio de las cuales puede controlarse la intensidad de luz que deseamos en cada ocasión.

Resistencia

Una de las ventajas más grandes que tienen las bombillas LED es que son altamente resistentes a cualquier condición extrema. Pueden funcionar sin problema en temperaturas que van desde los -20 grados hasta los 60 grados centígrados.

Esto quiere decir que las bombillas LED no tienen restricciones a la hora de ubicarlos en espacios interiores o exteriores.

Son ecológicos

Las lámparas LED son ecológicas porque no tienen componentes contaminantes como el tungsteno y el mercurio, por lo que son una opción respetuosa con el medio ambiente. Además, no se calientan, por lo que no interfieren en la temperatura interna del hogar y evitan el riesgo de quemaduras.

Buena iluminación

La luminosidad que producen las luces LED es de muy buena calidad, superior incluso a la de las lámparas tradicionales.

Actualmente el uso de la iluminación LED ya no se limita al uso empresarial o comercial, pues desde los grandes salones, las habitaciones, la cocina, el comedor, el ático, el porche, la terraza, los jardines, hasta el baño puede iluminarse utilizando lámparas con tecnología LED de una forma segura tanto para los usuarios como para el planeta.

Por ello, este tipo de iluminación supone una alternativa muy atractiva actualmente, cuando la tendencia se enfoca al hogar eficiente.

Contacto
Mándanos el mensaje junto con tus datos y te contestamos lo antes posible.

Puede ejercitar sus derechos de acceso, rectificación, cancelación y oposición, así como los derechos de portabilidad y de limitación del tratamiento dispuestos por el RGPD.

Ver política de privacidad.