Consejos para usar tu aire acondicionado

Pocas veces nos percatamos de la influencia en la actividad humana que tienen avances como el aire acondicionado. Este dispositivo hizo más habitables múltiples espacios y cada vez es más frecuente encontrarlo en la mayoría de hogares.

A medida que se ha generalizado su presencia en hogares, negocios u oficinas, se hace mucho más importante el uso responsable del aire acondicionado. Pues una de las consecuencias de las olas de calor propias del verano, es el uso inadecuado de estos sistemas. De esta forma se dispara el consumo del aparato y, a consecuencia, también la factura energética.

¿Cómo utilizarlo responsablemente sin modificar nuestra rutina y comodidad? Tenemos algunos útiles consejos para ti.

Regular la temperatura

Hacer un uso responsable del aire acondicionado es tan sencillo como utilizar la lógica. Lo primero es determinar la temperatura apropiada del lugar donde estés ubicado, sin desperdiciar energía.

Lo ideal es regular la temperatura de acuerdo con la cantidad de personas que se encuentren en la habitación.

Otros factores influyentes para regular la temperatura son las dimensiones de la estancia, la orientación que presenta e incluso los materiales de construcción.

Consumo de energía

El Instituto para la Diversificación y Ahorro de la Energía (IDAE) de España recomienda una temperatura de confort de 26ºC. Mientras tanto, el Ministerio de Industria fija su límite en 24ºC. También los fabricantes recomiendan este abanico de temperaturas, siempre teniendo en cuenta factores como la temperatura exterior o la humedad.

Para hacer un uso responsable del aire acondicionado evita programar temperaturas muy por debajo de la exterior. Pues, de este modo, el consumo del equipo resultaría realmente elevado.

Los expertos recomiendan que la diferencia con la temperatura exterior no debe sobrepasar los 7ºC. De ser así, podría resultar perjudicial para la salud y cada grado de menos aumentaría un 7% el consumo del equipo.

Existen otras prácticas que ayudan a conseguir un óptimo nivel de confort con un consumo de energía mínimo. Por ejemplo, colocando toldos, asegurándonos de cerrar puertas y ventanas o ventilando la viviendo durante las horas de más calor. Todas estas medidas permiten complementar el trabajo del aire acondicionado para hacerlo trabajar con menor exigencia y gasto energético.

Mantenimiento

Desde luego, el uso responsable del aire acondicionado incluye asegurarse de su adecuado funcionamiento.

Esto implica la realización de las adecuadas acciones de mantenimiento y revisión en el equipo. Algunas básicas, como limpiar los filtros de la unidad interior o asegurarse que la unidad exterior no se encuentra obstruida.

Para otras se deberá contar con profesionales, como para la recarga del gas refrigerante o la revisión RITE del equipo.

Nuestros planes de mantenimiento para aire acondicionado le permiten disfrutar de una instalación segura y de óptimo funcionamiento.

Distribución de flujo y apagado

También es importante optimizar la manera en la que se distribuye el aire por el espacio a climatizar.

Por ello es aconsejable orientar el flujo hacia el techo y no directamente sobre las personas. De esta manera la sensación de confort será mayor, pues la corriente fría tiende a bajar debido a las densidades.

Igualmente, programar el funcionamiento del equipo puede reducir sus tiempos de trabajo climatizando las estancias tan solo cuando sea necesario.

Estas medidas sencillas y útiles favorecerán el uso responsable del aire acondicionado y reducirán su consumo energético.

Contacto
Mándanos el mensaje junto con tus datos y te contestamos lo antes posible.

Puede ejercitar sus derechos de acceso, rectificación, cancelación y oposición, así como los derechos de portabilidad y de limitación del tratamiento dispuestos por el RGPD.

Ver política de privacidad.