• Gestionamos más de 100.000 contratos de mantenimiento
  • Nota media de 9,5 en Satisfacción de Cliente
  • Atención en un 92% de los casos en la primera llamada
  • Más de 100 gestores y técnicos en plantilla

Las averías más frecuentes en una caldera

La mayoría de las veces no asumimos lo importante que es una caldera hasta que presenta fallos y necesita reparaciones. En ese momento reconocemos que este sistema requiere mantenimiento y que lo mejor es prevenir los posibles desperfectos.

Las averías en la caldera son un indicio claro de que ha faltado el debido mantenimiento. Por esta razón, debemos prestar atención a la revisión periódica del equipo para incrementar su vida útil.

Hoy más que nunca es fundamental estar atento ante las averías en la caldera, pues cuando esta solución de climatización funciona de manera eficiente, se logra un significativo ahorro de dinero.

¿Por qué es necesario revisar las averías?

Las averías en la caldera se producen en los momentos más inesperados, y son especialmente molestas en la época invernal. Además, si alguno de sus componentes llega a colapsar, puede haber graves consecuencias.

Las averías más comunes

El agua caliente no funciona

Al abrir el agua, si tras un tiempo notas que no se ha calentado, es momento de revisar la presión. Esto podría ser consecuencia de una bajada de presión que impide que el agua alcance la temperatura deseada.

Los equipos suelen contar con indicadores para verificar si la presión es correcta. Lo ideal sería consultar la presión recomendada por el fabricante y regularla mediante la llave de llenado.

Del mismo modo, la avería podría deberse a un exceso de presión. Es posible rebajar los niveles con la llave de vaciado o purgando los radiadores.

Si tras esta revisión compruebas que la presión es correcta, la causa de la avería podría ser la rotura de una válvula o un desperfecto en el vaso de expansión. En ambos casos la solución es sustituir esas piezas, por lo que debería realizarla un técnico autorizado.

Ruidos extraños

Los silbidos y crujidos son la señal de que la caldera tiene aire en su interior, algo que sucede frecuentemente. En este caso, podría tratarse de un problema en la presión o una señal de que debes purgar los radiadores.

Cuando la caldera es antigua, estos sonidos también podrían deberse a problemas en la bomba. En este caso sería necesario realizar una reparación.

La calefacción deja de funcionar

Puede ocurrir que, sin haberlo programado, la calefacción se apague repentinamente. Este puede ser un indicador de un mal funcionamiento de la bomba de recirculación.

Se trata de una avería que requiere la intervención de un técnico, porque para repararla habrá que reemplazar estos componentes.

Goteos o fugas

Cuando observamos goteos o fugas en la caldera, es posible que estemos ante un fallo de la válvula de seguridad. Es el momento de proceder a comprobar la presión en el manómetro. Si todo está bajo control, habrá que verificar que la llave de paso no se haya dañado.

Si esta válvula está averiada habrá que sustituirla, tarea que requiere la presencia de un técnico, que también deberá evaluar si existe un fallo de instalación del artefacto.

Nada mejor que lograr la eficiencia en calefacción a través del adecuado trabajo de una caldera en buen estado. Por esta razón es importante conocer las averías más frecuentes en este tipo de sistema. De esta forma será posible tomar las precauciones necesarias de mantenimiento, que en ciertos casos deben ser realizadas por expertos. Por ello, contrata un plan de mantenimiento para tu caldera antes que las averías empeoren.

Contacto
Mándanos el mensaje junto con tus datos y te contestamos lo antes posible.

Puede ejercitar sus derechos de acceso, rectificación, cancelación y oposición, así como los derechos de portabilidad y de limitación del tratamiento dispuestos por el RGPD.

Ver política de privacidad.

Nueva app para clientes

Gestiona y accede al matenimiento de tus equipos desde tu smartphone

Saber más

Suscríbete a nuestro newsletter


Please don't insert text in the box below!

Su suscripción se ha realizado correctamente.