• Gestionamos más de 100.000 contratos de mantenimiento
  • Nota media de 9,5 en Satisfacción de Cliente
  • Atención en un 92% de los casos en la primera llamada
  • Más de 100 gestores y técnicos en plantilla

Puesta a punto de una caldera de gas

Con la llegada del invierno, para disfrutar de una estancia agradable, es necesario que mantengas la vivienda a una temperatura adecuada. Por esta razón, realizar la puesta a punto de la caldera permitirá aumentar su rendimiento. Además, favorecerá un ahorro de más del 25% de la energía que consumes anualmente.

Resulta importante que aprendas cómo realizar la puesta a punto de la caldera, para que puedas protegerte del frío, tengas un ambiente cálido, agradable y cómodo. Lo primero que debes tener en cuenta al comenzar a utilizarla de nuevo es su funcionamiento.

Purgar los radiadores y lavar las rejillas logrará que éstos puedan trabajar de manera adecuada y sin impedimentos. Revisar la presión o verificar los niveles del gas son otras de las acciones para lograr la puesta a punto de la caldera.

Medidas para la puesta a punto de la caldera

Para garantizar el funcionamiento seguro y eficiente de la caldera la ley obliga a realizar la inspección RITE cada dos años por parte de personal autorizado.

Durante la inspección de la caldera, se examinarán las tuberías, las gomas, llaves y el medidor, el cual suele cambiarse cada cinco años. Si quieres que  ten en cuenta las siguientes indicaciones:

  • Certifica que los hollines estén limpios, para evitar que se produzca una mala combustión.
  • Verifica que las entradas de aire a la caldera sean las adecuadas y que las rejillas estén abiertas.
  • Para tener puesta a punto de la caldera debes asegurarte que esté perfectamente conectada, desde las tuberías de gas, las tomas de entrada y salidas de agua. Además, la conexión eléctrica debe ser la adecuada.
  • La presión de la caldera debe oscilar entre 1,2 o 1,5 bares. En caso que sea mayor puede regularse mediante el purgado de los radiadores.
  • Si es menor, debe abrirse la llave para que el agua llegue al sistema de funcionamiento de la caldera.
  • La temperatura ideal para mantener un ambiente cálido en la mañana es de 18 grados centígrados. Durante la noche debería ser de 21°C.
  • Expulsa el aire que se acumula en el interior de los radiadores y elimina la cantidad de agua allí depositada.
  • Si sales de viaje recuerda cerrar todas las llaves incluso las del paso de gas.
  • Si cuando vayas a realizar la puesta a punto de la caldera, percibes un pequeño escape de gas deberás ventilar la estancia. Evita encender cualquier interruptor o encender el fuego. Cierra la llave de paso e inmediatamente contacta con especialistas.

Los beneficios del mantenimiento de las calderas de gas

  • Con la aplicación de programas de mantenimiento de calderas obtendrás un mayor ahorro energético.
  • El equipo trabajará adecuadamente y contribuirá a la conservación del ambiente.
  • Se garantizará confort, tranquilidad y un ambiente agradable.
  • Las revisiones y constante mantenimiento de las calderas extienden su vida útil y previenen daños mayores en el equipo, lo cual se reduce a menores gastos en reparación.

Para mantener un ambiente cálido en el hogar o en la oficina, las calderas de gas son una gran elección. No obstante, requieren de un buen mantenimiento para funcionar correctamente. Disfruta de una óptima puesta a punto y rendimiento de tu instalación con nuestro mantenimiento mantenga tu hogar seguro y eficiente.

Contacto
Mándanos el mensaje junto con tus datos y te contestamos lo antes posible.

Puede ejercitar sus derechos de acceso, rectificación, cancelación y oposición, así como los derechos de portabilidad y de limitación del tratamiento dispuestos por el RGPD.

Ver política de privacidad.

Nueva app para clientes

Gestiona y accede al matenimiento de tus equipos desde tu smartphone

Saber más

Suscríbete a nuestro newsletter


Please don't insert text in the box below!

Su suscripción se ha realizado correctamente.