Debido a esta situación excepcional, todas las empresas de Grup mh hemos adaptado nuestra actividad para seguir ofreciendo el mejor servicio, siempre tomando las medidas sanitarias recomendadas para garantizar la seguridad de nuestros Clientes y trabajadores.
  • Gestionamos más de 100.000 contratos de mantenimiento
  • Nota media de 9,5 en Satisfacción de Cliente
  • Atención en un 92% de los casos en la primera llamada
  • Más de 100 gestores y técnicos en plantilla

Usar termostatos para ahorrar energía

El ahorro de energía a la hora de climatizar el hogar es un tema que preocupa a muchas personas por el gasto económico que puede llegar a representar. Por esta razón, existen ciertos equipos que favorecen un consumo eficiente, como el uso de los termostatos.

Un termostato es un aparato que se instala en un equipo de climatización (aire acondicionado o calefacción) para regular la temperatura de un lugar específico. Algunos incluso pueden programarse para que el aire acondicionado o la calefacción se activen antes de tu llegada a casa y se apaguen cuando no estés en ella.

¿Qué es un termostato?

El termostato es una pieza fundamental dentro del sistema de regulación y control de temperatura de un equipo, pues se encarga aumentar o disminuir los grados de temperatura de trabajo del mismo. Por esta razón un termostato representa un elemento importante para garantizar el uso y funcionamiento eficiente de los equipos de climatización.

Tipos de termostatos

En el mercado actual encontramos varios tipos de termostatos, desde los más tradicionales hasta los más sofisticados, entre ellos destacan:

No programables

Los hay de varios tipos y suelen ser los más sencillos de utilizar. Desde los electromecánicos, que cuentan con la clásica rueda para seleccionar la temperatura, hasta algunos más modernos en formato digital.

Programables

Estos son más sofisticados que los anteriores, suelen contar con diferentes programas de funcionamiento como el modo vacaciones, antihielo, etc. La ventaja de este tipo de termostatos es que, como su nombre indica, permiten programar el uso de los equipos de climatización a ciertas horas del día.

Esto supone una gran ventaja al permitir despreocuparnos de tener que encender y apagar la calefacción manualmente al llegar o nos irnos de casa. No obstante, es cierto que su uso es algo más complejo que el de los termostatos no programables.

Inteligentes

Son los más recientes del mercado, funcionan mediante tecnología WiFi y permiten programar y controlar de manera telemática el funcionamiento de los equipos de climatización. Suelen funcionar a través de aplicaciones para móviles por lo que su uso no resulta especialmente complejo.

Ventajas de usar termostatos

El uso de un termostato a la hora de climatizar una instalación supone numerosos beneficios, teniendo en cuenta que:

  • Garantizan el funcionamiento de los sistemas de climatización solo cuando es necesario.
  • Pueden programarse de forma remota, los más actuales incluso por medio de una aplicación móvil.
  • Resultan fáciles de utilizar, por lo que no es necesario ser un experto en el área para programarlos.
  • Favorecen un uso eficiente de energía, reduciendo su consumo en un 30% aproximadamente.
  • Suponen un ahorro importante de dinero en relación al consumo energético.

En líneas generales, utilizar un termostato en cualquier sistema de climatización es una de las acciones más efectivas que puedes realizar para hacer un uso eficiente de la energía.

Compartir:
Contacto
Mándanos el mensaje junto con tus datos y te contestamos lo antes posible.

Puede ejercitar sus derechos de acceso, rectificación, cancelación y oposición, así como los derechos de portabilidad y de limitación del tratamiento dispuestos por el RGPD.

Ver política de privacidad.

Nueva app para clientes

Gestiona y accede al matenimiento de tus equipos desde tu smartphone

Saber más